Teatro-Vídeo: Eduardo Quiles y sus puestas en escena

Sobre el contenido de los vídeos:

 

FRIGORÍFICO

El Frigorífico. Monólogo interpretado  aquí por Andrés Navarro. Un poderoso naviero resucita luego de ser hibernado nada más morir. Para recobrar su memoria histórica se introducirá en la piel  de los personajes más ligados a su anterior existencia. Y duda en integrarse a una época en apariencia muy evolucionada o regresar a la cámara frigorífica. Y al final se oye decir al naviero: Porque Zeuxis no se chupa el dedo. (Al público.) Una cosa son ustedes y otra mis fantamas. Señoras, caballeros, sean de la época que fueren, ha sido un placer.

El actor de El frigorífico, como se indicó,  interpreta a su propia viuda, a su abogado, a su amigo de musichall, a su guía espiritual, a su banquero, a su psicoanalista… La obra se estrenó en el teatro IATI de Nueva York.

 

La navaja (arreglada)La navaja, interpretada por Julio Salvi y Marina Martínez, es la historia de un barbero  utópico cuya idea de un mundo más justo y solidario le lleva a convertirse en un vendedor de tiempo nuevo, mientras canturrea: ONU, Nueva York. Asamblea de Urgencia de los Estados Miembros: se aprueba por unanimidad el derecho a soñar con los ojos abiertos. Obra estrenada en la Sala Escalante de Valencia; en una pequeña sala de Londres, y en diversos teatros universitarios de Inglaterra y Alemania.

 

Una Ofelia sin Hamlet. Interpretada por Araceli Bergillos y Astrid Krone, es una comedia en clave musical,  dramatiza la peripecia de Ofelia que primero se casó con un dentista de éxito y después huyó de una clínica psiquiátrica para buscar a Hamlet por los almacenes de la vida. La obra se estrenó en The Miranda Theatre de Nueva York.

 

El virtuoso de Times Square. Monólogo interpretado por José Montesinos y dirigido por Vicent Genovés, recoge las vivencias de Quiles en Nueva York. El actor interpreta a más de diez personajes y trata sobre la soledad del individuo en las grandes urbes, en este caso, la isla de Manhattan. Chino Valdés asalta a la luz del día a Reynaldo Cossa, propiciando una  relación surrealista entre ambos. Chino acabará acunando de madruga a Reynaldo Cossa en Washington Square Park con una canción de Duque Ellington. Obra estrenada en la Sala Moratín de Valencia.